Make your own free website on Tripod.com

PROTECCIÓN JURÍDICA DEL SOFTWARE

INICIO








LEY DE DERECHOS DE AUTOR EN SOFTWARE

 

REGLAMENTARIA DE LA FRACCIÓN XI DEL ARTÍCULO 13 DE LA LEY FEDERAL DE DERECHOS DE AUTOR

 

Capítulo I

DISPOSICIONES GENERALES

 

 Artículo 1º.- Para efectos de la presente ley, se entiende por programa de computación la expresión original en cualquier forma, lenguaje o código, de un conjunto de instrucciones que, con una secuencia, estructura y organización determinada, tiene como propósito que una computadora o dispositivo realice una tarea o función específica. Tendrán igual significado y connotación, para los efectos de sistematización del presente ordenamiento jurídico, los siguientes términos:

a) "programa de cómputo",

b) "programa de computación",

c) "programa para computadora", o

d) "software".

 

Artículo 2º.- La protección a  los  derechos  de  autor  de  programas  de  computación queda sujeta a lo previsto en la presente  ley.  A  falta  de  disposición  expresa, se estará a las prevenciones de la Ley Federal de Derechos de Autor.

 

Artículo 3º.-  La protección a que se refiere esta ley, se extiende tanto a  los  programas operativos como a los programas aplicativos, ya sea en forma de código fuente o de código objeto. Se exceptúan aquellos programas de cómputo que tengan por objeto causar efectos nocivos a otros programas o equipos.

 

Artículo 4º.- Para efectos de la presente ley, un programa de computadora será considerado similar a otro cuando cumpla las condiciones siguientes:

I. Ser funcionalmente equivalente, considerando que debe:

a) Ser original y desarrollado de manera independiente.

b) Tener, fundamentalmente, las mismas características de desempeño, considerando el tipo de aplicación a que está destinado.

c) Operar en equipo similar y en un ambiente de procesamiento similar.

II. Ejecutar substancialmente las mismas funciones, considerando el tipo de aplicación al que está destinado y las características del mercado nacional.

III. Presentar analogías en cuanto a los parámetros relevantes, incluyendo los numéricamente mensurables, los requisitos de memoria, tiempo de procesamiento y capacidad de transacción entre usuarios y sistemas.

 

Artículo 5º.- Por lanzamiento se entenderá el momento en que el autor  del  programa lo utiliza o pone a disposición de otro. 

Queda asegurada la tutela de los derechos relativos a los programas para computadora por un plazo de 25 (veinticinco) años, contados a partir de su lanzamiento en cualquier país. 

Los derechos atribuidos por la presente Ley a  los  extranjeros  con domicilio en el exterior, quedan asegurados siempre que el país de origen del programa mantenga reciprocidad con México, y conceda derechos equivalentes en extensión y duración a los establecidos en el párrafo anterior del presente artículo.

 

Artículo 6º.-  Salvo pacto en contrario, los derechos patrimoniales relativos al programa para computadora, desarrollado y elaborado durante la vigencia del contrato o del vínculo estatutario, expresamente destinado a la investigación y desarrollo, o donde esté prevista la actividad del empleado, funcionario o prestador de servicios, o que pertenezca a la propia naturaleza de los encargos contratados, pertenecerán exclusivamente al empleador o contratante de servicios. Salvo cláusula en contrario, la compensación del trabajo o servicio prestado se limitará a la remuneración o salario convenido. 

Los derechos concernientes al programa para computadora creado sin  relación al contrato de trabajo, vínculo estatutario o prestación de servicios, y sin utilizar recursos, informaciones tecnológicas, materiales, instalaciones o equipos del empleador o contratante de servicios, pertenecerán con exclusividad al creador de dicho software.

 

Artículo 7º.-  Cuando se estipule en contrato firmado entre las partes, los derechos sobre las modificaciones tecnológicas y derivaciones, pertenecerán a la persona autorizada que las haga, y que los ejercerá autónomamente.

 

Artículo 8º.- El plazo de la cesión de derechos en materia de informática no está sujeto a limitación alguna; excepto en los casos en que no exista estipulación expresa, y siendo así toda transmisión de derechos patrimoniales se considerará por el término de 5 años, pudiendo pactarse por más de 15 años cuando la magnitud de la inversión así lo justifique.

 

Artículo 9º.- No constituirán ofensa al derecho de autor de un programa de cómputo: 

I. La reproducción de una copia legítimamente adquirida, siempre que sea indispensable para la utilización adecuada del programa.

II. La citación parcial para fines didácticos, siempre que se identifiquen el autor y el programa referido.

III. La semejanza entre un programa y otro ya existente, siempre que la misma esté causada por las características funcionales de su aplicación, por la observación de los preceptos legales, reglamentarios o de normas técnicas  o  de  la  limitación de la forma alternativa para su expresión.

IV. La integración de un programa, con todas sus características esenciales, a un sistema aplicativo u operacional, técnicamente indispensable para las necesidades del usuario siempre que sea para uso exclusivo de quien lo promovió.

  

Capítulo II

DE LA INSCRIPCIÓN DEL PROGRAMA DE CÓMPUTO

 

Artículo 10.- Los programas de cómputo serán inscritos en el Registro Nacional de Programas de Cómputo, creado al efecto. Para llevar a cabo la comercialización de un programa de computación, será necesaria la inscripción del programa o conjunto de programas bajo las siguientes categorías de clasificación, las cuales deberán ser proporcionadas por el interesado junto con el pedido  de  inscripción y aprobadas por el Registro: 

I. Por su procedencia:

a) Nacionales: a aquellos creados y producidos en nuestro país.

b) Internacionales: los creados y producidos en cualquier otro país del extranjero.

c) Mixto: aquellos creados en asociación de nacionales e internacionales.

II. Por sus componentes:

a) De comando.

b) Ejecutables.

c) De complemento para aplicaciones.

d) De control de periféricos o drives.

e) De sistema.

f) De datos.

III. Por su estado de desarrollo:

a) Core code o código base.

b) Demoware o programa de demostración.

c) Versiones beta o programas de prueba.

d) Software V 1.0.0. o programa comercializable.

IV. Por su destino:

a) De investigación y científico.

b) Industrial.

c) Gubernamental.

d) Entretenimiento.

e) Empresarial.

f) Uso doméstico. 

Los demás programas de cómputo que, por analogía, puedan considerarse innovadores dentro de su medio, se incluirán dentro de las clasificaciones que les sean más afines a su naturaleza. Los procedimientos operacionales serán regulados por el Reglamento del Registro Nacional de Programas de Cómputo.

 

Artículo 11.- La aprobación de los actos y contratos referidos en la presente Ley por parte de la Dirección General del Derecho de Autor y la inscripción del  programa de cómputo, son condiciones previas y esenciales para:

I. La validez y eficacia de cualquier tipo de negocio jurídico relacionado con software.

II. La producción de efectos fiscales, así como la legitimación de pagos, créditos o remesas correspondientes, cuando sea el caso, sin perjuicio de otros requisitos y condiciones establecidas por ley.

 

Artículo 12.- La inscripción de programas de computadora quedará sin efecto, en cualquier momento:

I. Por sentencia judicial tramitada en juzgado.

II. Por acto administrativo, cuando quede comprobado que las informaciones presentadas por el interesado para presentar su pedido de registro no fueran verídicas.

 

Artículo 13.- Las acciones de nulidad del registro podrán ser intentadas por cualquier interesado, ya sea particular o cualquier dependencia gubernamental.

 

Artículo 14.- Para solicitar un pedido de registro de programa de cómputo, el autor deberá presentar las siguientes informaciones:

I. Título del programa para computadora.

II. Nombre civil, fecha de nacimiento, nacionalidad y domicilio del autor.

III. Fecha de terminación del programa para computadora.

IV. Indicación de la fecha y lugar del lanzamiento del programa.

V. En el caso de un software resultante de modificaciones tecnológicas y derivaciones, indicación del programa que modifica o del que deriva, acompañando en este caso, el documento de autorización.

VI. Indicación de que el programa fue desarrollado por un particular, empleado, funcionario o prestador de servicios.

VII. Indicación de los lenguajes de  programación  utilizados  en  el  desarrollo  del programa de cómputo.

Además, en cualquier caso de solicitud de registro de programa para computadora, el requeriente deberá presentar los elementos esenciales para caracterizar la creación independiente e identificar el programa, de manera que permita la lectura directamente por el hombre.

 

Artículo 15.- No estarán sujetos a inscripción, aquellos programas de cómputo:

I. Importados por el usuario final para su uso exclusivo, en la forma de copia única.

II. Importados por el usuario final para su uso exclusivo, en asociación a máquinas, equipos y dispositivos basados en técnica digital.

III. Residentes e integrados en máquinas, equipos y dispositivos basados en técnica digital, siempre que esos programas no sean comercializados de manera separada de los productos que los contengan.

 

Artículo 16.- Los programas de cómputo podrán ser inscritos de manera colectiva cuando constituyan un conjunto de programas destinados a una aplicación específica, recibiendo en este caso, un único número de orden en el Registro Público del Derecho de Autor.

 

Artículo 17.- La versión de un  programa  ya  registrado  deberá  ser  también  inscrita cuando presente características funcionales y condiciones de comercialización diferentes de la versión anterior.

 

Artículo 18.- La Dirección General del Derecho de Autor permitirá el acceso a las informaciones de interés público que consten en el Registro de programas para computadora; siendo dichas informaciones las que a continuación se enumeran: 

a) Nombre del programa de cómputo.

b) Descripción funcional de dicho programa.

c) Nombre y domicilio del titular de la comercialización en el país.

d) Clasificaciones dentro de las que podría encuadrarse.

e) Categoría, número de orden de registro y su validez.

f) Ambiente de procesamiento

g) Plazo de validez técnica establecido por el titular de los derechos de comercialización en el país.

 

Artículo 19.- Cuando  la  transferencia  de  tecnología  haya  sido  resuelta  de  común acuerdo  entre  las  partes,  se  hará  necesario  registrar  los  respectivos  actos  y contratos en el Instituto Mexicano de Propiedad Industrial (IMPI). 

En los casos de programas de cómputo destinados a la aplicación en áreas de relevante interés estratégico o económico, la Dirección General del Derecho de Autor podrá condicionar el registro de los actos o contratos a la transferencia de la tecnología correspondiente.

 

Artículo 20.- Con el objeto de la creación y posterior financiamiento del Fondo Nacional de Informática (FNI), el 8% (ocho por ciento) de las erogaciones por costo de inscripción de programas de cómputo en el Registro Público del Derecho de Autor serán destinadas a dicho Fondo.

  

Capítulo III

DEL FONDO NACIONAL DE INFORMÁTICA

  

Artículo 21.- El Fondo Nacional de Informática (FNI) será destinado a la financiación de programas de: 

a) Investigación y desarrollo de tecnología de informática y automación.

b) Formación de recursos humanos en el área de informática.

c) Equipamiento de Centros de Investigación en Informática.

d) Transferencia y difusión de los hallazgos a la planta productiva, al sistema educativo y a la sociedad en general.

 

Artículo 22.- El Fondo Nacional de Informática estará constituido por:

a) Asignaciones del presupuesto.

b) El 8% de los emolumentos por costo de inscripción de software en el Registro Nacional de Programas de Cómputo.

c) Cuotas de contribución y derechos.

d) Donaciones de origen interno o externo.

 

Artículo 23.- De manera paralela a este Fondo Nacional de Informática, y como forma de incentivo, los organismos y entidades de la Administración Pública Directa o Indirecta, Fundaciones instituidas o mantenidas por el Poder Público y las demás entidades bajo control directo o indirecto del Poder Público, darán preferencia, en igualdad de condiciones, al uso de programas para computadora desarrollados en el país por empresas públicas o privadas nacionales.

 

Capítulo IV

DE LA COMERCIALIZACIÓN DEL SOFTWARE

  

Artículo 24.- El titular de los derechos de programas de computación y de  su  comercialización es responsable ante el usuario por la calidad técnica adecuada, así como por la calidad de fijación o grabación de los mismos en los respectivos soportes físicos, cabiendo la acción regresiva contra eventuales titulares anteriores de esos mismos derechos.

 

Artículo 25.- Los  soportes  físicos  de  los  programas  de  cómputo  y  sus  embalajes respectivos, así como los contratos referidos, deberán consignar de manera fácilmente legible por el usuario, el número de orden de registro  y  el  plazo  de validez técnica de la versión comercializada.

 

Artículo 26.- Durante el plazo de validez técnica de la versión respectiva, el titular de los derechos de comercialización queda obligado a:

 I. Divulgar, sin carga adicional, las correcciones de errores eventuales.

II. Asegurar a los respectivos usuarios la prestación de servicios técnicos complementarios relativos al funcionamiento adecuado del programa de cómputo, considerando sus especificaciones y las particulares del usuario.

III. No retirar dicho programa de la circulación comercial sin indemnizar los perjuicios eventuales causados a terceros, y previa comunicación de dicha salida a la Dirección General del Derecho de Autor.

 

Artículo 27.- Cuando un programa para computadora presente una relación de dependencia funcional con otro programa, será necesario caracterizar claramente ante el usuario las responsabilidades individuales de los respectivos productores o titulares de los derechos de comercialización en lo referente al funcionamiento conjunto adecuado de los programas.

 

Artículo 28.- La explotación económica de los programas de cómputo en el país, será objeto de contratos de licencia o cesión efectuados libremente entre las partes, y en los que se fijará la responsabilidad por los pagos respectivos en lo referente a materia fiscal y tasas exigibles en el país. En relación a lo anterior, además, se anularán las cláusulas que:

a) Fijen exclusividad.

b) Limiten la producción, distribución y comercialización.

c) Eximan a cualquiera de los contratantes de responsabilidad por eventuales acciones de terceros en virtud de vicios, defectos o violación de derechos de autor.

 

Artículo 29.- Como excepción a lo previsto en el artículo anterior, el titular de los derechos de autor sobre un programa de cómputo conservará, aún después de la venta de ejemplares de los mismos, el derecho de autorizar o prohibir el arrendamiento de dichos ejemplares. Este precepto no se aplicará cuando el ejemplar del programa de computación no constituya en sí mismo un objeto esencial de la licencia de uso.

 

Artículo 30.- Queda prohibida la importación, fabricación, distribución y utilización de aparatos o la prestación de servicios destinados a eliminar la protección técnica de los programas de cómputo, de las transmisiones a través del espectro electromagnético y de redes de telecomunicaciones y de los programas de elementos electrónicos, ya sean estos visuales, sonoros, tridimensionales o animados.

 

Artículo 31.- Los programas, sus interpretaciones o ejecuciones transmitidos por medios electrónicos a través del espectro electromagnético y de redes de telecomunicaciones, así como el resultado que se obtenga de dicha transmisión deberán adecuarse a lo establecido por la legislación mexicana.

 

Artículo 32.- El derecho patrimonial sobre un programa de computación comprende la facultad de autorizar o prohibir:

I. La traducción, la adaptación, el arreglo o cualquier otra modificación de un programa y la reproducción del programa resultante.

II. La reproducción permanente o provisional del programa en todo o en parte, por cualquier medio y forma.

III. Cualquier forma de distribución del programa o de una copia del mismo, incluido el alquiler, y

IV. La decompilación, los procesos para revertir la ingeniería de un programa de computación y el desensamblaje.

 

Artículo 33.- La obtención de copias de un programa de computación por parte del Registro Público del Derecho de Autor, sólo se permitirá mediante autorización del titular del derecho patrimonial o por mandamiento judicial.

  

Capítulo V

DE LA COMPETENCIA

  

Artículo 34.- Para los fines previstos en esta Ley, corresponde:

I. A la Dirección General del Derecho de Autor decidir la forma del Reglamento Interno del Fondo Nacional de Informática y del Reglamento Interno del Registro Nacional de Programas de Cómputo.

II. A la Secretaría de Educación Pública:

a) Establecer normas a ser publicadas en el Diario Oficial de la Federación, que reglamenten los procedimientos referentes al registro de programas de cómputo.

b) Decidir sobre los recursos relativos al registro de programas de computación.

III. A la unidad administrativa correspondiente de la Secretaría de Educación Pública, resolver los recursos administrativos de reconsideración interpuestos ante las decisiones tomadas por la Dirección General de Derechos de Autor, o dependencias derivadas de ésta.

IV. A la Dirección General del Derecho de Autor, por conducto del Registro Nacional de Programas de Cómputo:

a) Analizar, clasificar y decidir favorablemente sobre la inscripción de programas para computadora.

b) Analizar y aprobar actos y contratos relativos a la comercialización de programas de cómputo desarrollados tanto por empresas nacionales como no nacionales.

c) Analizar y aprobar proyectos de diseño y desarrollo de programas para computadora.

d) Expresar su opinión, previamente, sobre cualquier importación de programas para computadora.

V. Al Instituto Mexicano de Propiedad Industrial, analizar y registrar contratos de transferencia de tecnología de programas para computadora. 

 

Capítulo VI

DE LAS PRESCRIPCIONES

 

 Artículo 35.- La responsabilidad civil derivada de la violación a los derechos autorales de un programa de cómputo prescribe en 5 (cinco) años.

 

Artículo 36.- Prescriben también en 5 (cinco) años las acciones fundamentadas en la falta de pago de las obligaciones respectivas, contando el plazo de la fecha:

 

a) Que constituye el plazo final de validez técnica de la versión comercializada.

b) De la licencia de uso de programas de cómputo.

c) De la terminación de la garantía, en el caso de software desarrollado y elaborado por pedido.

  

Capítulo VII

DE LAS SANCIONES

  

Artículo 37.- Se impondrá prisión de seis meses a seis años y multa por el equivalente de cincuenta a quinientos días de salario mínimo, en los siguientes casos: 

I. Al que sin consentimiento del titular del derecho de autor, explote con fines de lucro un programa de cómputo registrado.

II. A la persona que reproduzca, sin consentimiento del autor o sus causahabientes, un número mayor de los ejemplares autorizados o de los estipulados en el contrato.

III. Al que sin autorización de la Federación, los Estados o los Municipios, comercialice el software destinado para su servicio oficial.

 

Artículo 38.- Se impondrá prisión de ocho meses a cuatro años al que importe, mantenga en depósito o exponga, para fines de comercialización, programas de cómputo de origen externo no registrados.

Lo dispuesto en el párrafo anterior, no se  aplica  a  los  programas  destinados exclusivamente a la demostración o apreciación de mercado en ferias o congresos de naturaleza técnica, científica o industrial.

 

Artículo 39.- Se impondrá prisión de uno a cinco años y multa por el  equivalente  de ochenta a seiscientos días de salario mínimo, en los casos siguientes: 

I. Al que modifique o altere sin autorización del creador, un programa de cómputo registrado.

II. Al que publique compendios, adaptaciones, traducciones o modificaciones de programas de cómputo, sin la autorización del titular del derecho de autor sobre el programa original.

III. Al que dolosamente emplee el título de un programa que induzca a confusión con otro publicado con anterioridad.

IV. Al que comercialice con el software de distribución gratuita, sin autorización de su titular, además de que en este caso en específico, se deberá reembolsar las regalías obtenidas por dicho comercializador.

 

Artículo 40.- Se impondrá prisión de treinta días a un año o multa por el equivalente de cincuenta a trescientos días de salario mínimo, o ambas sanciones a juicio del juez, a quienes estando autorizados para comercializar un programa de cómputo, no consignen de manera legible la orden de registro y el plazo de validez técnica de la versión comercializada del software en los soportes físicos y sus respectivos embalajes, así como en los contratos.

 

TRANSITORIOS

 

PRIMERO.- El presente Decreto entrará en vigor a partir del día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

 

SEGUNDO.- Quedan revocadas las disposiciones en contrario existentes dentro de la legislación mexicana.

 

TERCERO.- Se concede a los titulares de programas de cómputo que estén siendo comercializados en el país, un plazo de 180 (ciento ochenta) días a partir de la entrada en vigor de la presente ley, para inscribirlos en el Registro Nacional de Programas de Cómputo.

 

CUARTO.- La Dirección General del Derecho de Autor contará con un plazo de 30 (treinta) días para establecer los procedimientos operacionales previstos en la presente ley.



MARIA GUADALUPE VALES ESPINAL